Saltar al contenido
TERROR PARANORMAL
Historias de terror cortas - Psycho Reader

Esta noche traigo a TerrorParanormal una historia de terror que me ha enviado una internauta llamada “Carla”. Espero que este aporte de terror te guste, y sobretodo espero que te inquiete esta noche cuando intentes conciliar el sueño. Esta historia de terror corta se titula “Psycho Reader”. Muchísimas gracias a Carla por compartirla con todos nosotros.



Psycho Reader – Historia de terror

Me llamo Carla, soy una chica un tanto pálida, con el pelo marrón castaño y ojos marrones… Nunca he sido muy social, sinceramente pienso que es preferible estar sola, la única compañía que necesitaba era la de mis libros, amaba leer, leía toda clase de libros.

Un día mi madre me dijo que me iban a cambiar de instituto, yo no estaba muy contenta con aquella idea, me gustaba en donde vivía, tenía la escuela y una biblioteca bastante cerca. Meses después de la noticia nos trasladamos de España a Estados Unidos. Al llegar, entré a la nueva casa, parecía la casa de la familia de Harry Potter, salí a dar un paseo a buscar librerías o bibliotecas, vi una biblioteca, de esas chapada a la antigua, entré a echar un vistazo, había bastantes secciones, sección de ciencia ficción, una sección de cómics, otra de drama, de terror y mi favorita, de poesía. Dando una vuelta por la biblioteca y con unos libros en las manos para alquilarlos vi una estantería pegada a la esquina mas oscura del lugar, en la cabeza de la estantería ponía ‘Sección de diarios’, les eché un vistazo, vi que todos eran diarios de hombres importantes, pero hubo uno en especial que me llamó la atención, el diario de Jénica Garthiel. Dejé todos los demás libros y solo alquilé ese, al llegar a mi nueva casa subí corriendo a mi habitación y me puse a leer.

Tardé un par de días en leerlo, era un tanto difícil para leer por la letra antigua, se notaba que estaba escrito a mano y no con mi amiga la máquina de escribir, no se, pero me identifiqué mucho con Jénica, y me encantaría ser como ella. Después de tener un pequeño debate conmigo misma decidí hacerlo, llamé a mis padres y estos subieron las escaleras a mi cuarto, les dije que tomaran asiento y eso hicieron, cuando llegaron le hice que se sentasen en unas sillas y les amarré para que no se movieran -¡Mayores y pequeños! es hora del cuento, este cuento que les voy a contar es uno que jamás podréis olvidar- dije con un tono infantil pero de cuentacuentos, mis padres no entendían nada. -¿que haces? ¿por que nos…- le puse un cuchillo en la boca cortándole los laterales. -¡Calla! ¡no infectes con veneno este corto pero entendible cuento, miré a mi madre -tuve que hacerle daño a papá pero estoy segura que mas daño tu sufrirás- le dije, y acto seguido le clavé un cuchillo en el corazón -yo os quiero, yo os amo, pero hay momentos en los que desearía mataros- acto seguido hice un agujero dejando ver el corazón de mi madre, lo cogí y lo aplasté sin piedad -es tu turno papi, no te preocupes, no te aré nada, ya no creerás las historias de esa farsante hada- le dije sonriendo -pero ya has visto mucho, y la legua se te va, es mejor que te la corte antes de que me grites y supliques piedad- en eso le disloque la mandíbula le corté la lengua y le clavé en cuchillo en el cuello -colorín,colorado,este cuento, se ha acabado- canté mientras lo escribía en la pared con la sangre de mis propios padres. En ese momento, la niña antisociable y tímida que era antes desapareció, y una chica, en busca de nuevos cuentos que marcar, emergió.

Psycho Reader – by Carla

¿Te ha gustado esta historia de terror corta? Deja tu opinión en la caja de comentarios, y recuerda si quieres compartir tu historia conmigo tan sólo tienes que enviármela a través del siguiente formulario de contacto.